Historias / Humildad / Post / Realidad

Punto de inflexión!

¡Vivimos constantemente en el mismísimo punto de inflexión!

La Noria

¿Y por qué cito esta gran afirmación un lunes comienzo de semana?

Porque somos muy exigentes con nosotros mismo, y tristemente derivamos esa conducta hasta nuestros propios hijos.
Admito que vivimos o mejor dicho sobrevivimos. Permanecemos sumergidos en nuestras rutinas, vamos cada día corriendo de un lado al otro, cumpliendo con nuestras obligaciones diarias y nos mantenemos envueltos en esa falsa seguridad que nos da la sociedad.

Está claro que no tenemos tiempo para reflexionar y mucho menos sobre nuestro destino, es que ni siquiera estamos claros del sentido de nuestra propia vida.

Vaya marco de conformidad e inercia en la que vivimos. Y como dicen: “El que esté libre de pecado que tire la primera piedra”.

Escríbeme tu comentario

Es necesario que escribas tu e-mail para poder responderte. Required fields are marked *