Experiencia / Historias / Post / Realidad / Sabiduría

Muchas gracias por las molestias, te abre los ojos.

Por norma general nos tienen que pasar las cosas para que nos demos cuenta, siempre está el detonante para tomar la decisión de lo que queremos y lo que no.

Para este caso, obviaremos algunos detalles para no desvelar protagonistas que han contribuido a mi toma de decisión, sobre todo en el ámbito laboral. Una de ella, la de no volver a trabajar más gratis. Lo único que agradezco de estas personas es, el abrirme los ojos y darme cuenta de ello.

Desde hace tiempo recibo llamadas, correos electrónicos, mensaje por cualquiera medio diciéndome: “Sigo tus publicaciones, me encantan tus post desde hace tiempo, excelente tu trayectoria”. Está claro y no nos vamos a engañar, a todos nos agrada leer esto ya que en muchas ocasiones es la compensación al trabajo que realizamos en este mundo de internet y las redes sociales.

El caso es, y después de esta introducción me piden si les puedo ayudar ya que en su trabajo están realizando planes de expansión  con medios off y online y no saben cómo hacerlo. A mi parecer y de cualquier empresa, éste en un cliente potencial o el que hoy día denominamos un lead.

Es evidente que este tipo de consultas suelen ser habituales a muchas empresas de servicios. El tema es que, responder a una consulta puntual no es un problema, la cuestión cambia cuando te piden más atención e información: que les hagas un guión de los puntos que debería llevar su necesidad, un plan de acción; en qué redes o medios se tienen que centrar, cuál es la mejor franja horaria para publicar, y así un largo de detalles que “al parecer” no entienden.

En resumen, desean que les expliques la estrategia prácticamente entera. Hacerle una estrategia de comunicación que no es algo fácil: Hay que conocer la empresa, su dimensión, su situación online, su público objetivo, los medios que necesitan, vamos sus objetivos, etc…

Por norma general y siempre que está en mi mano el poder ayudar lo hago y es muy gratificante para mí. De hecho me involucro desde el minuto cero, escribo y explico la dificultad y el tiempo que requiere hacer esta estrategia, suelo redactar guión de cómo puede hacerlo y le adjunto bibliografía y enlaces de ejemplos en diferentes situaciones y planes que seguro le será de ayuda para que puedan verlo más fácilmente.

Como en este caso, voy recibiendo peticiones y voy respondiendo muy rápidamente. Generalmente son preguntas y cuestiones fáciles de responder que no llevan más de 5 minutos, aprovecho de contestar en esos tiempos muertos que todos tenemos en el trabajo y algunas situaciones que son más extensas me las llevo a casa.

COMPROBADO. Al poco tiempo envío un correo de seguimiento para ver el estado de la necesidad y la respuesta que recibo es la siguiente: «muchas gracias por las molestias pero que al final hemos contratado una empresa para hacer la estrategia». Ahhhh te quedas muerto, osea ¿les haces un guión y todo un planteamiento y se deciden contratar a otro empresa?

En ese justo momento fue cuando abrí los ojos y tomé la radical decisión de no volver a trabajar gratis a nadie.

Si algo puedo agradecer a esta persona es su sinceridad, ya que si yo hubiera estado en su caso seguramente me hubiera inventado cualquier excusa con tal de no quedar mal con alguien después del trabajo, evitar las molestias y el tiempo que me había dedicado.

Calculando el tiempo que se puede tardar en hacer este trabajo, unas 2 horas y media aproximadamente. Esto sin contar el tiempo y el dinero que inviertes en tener la formación para poder realizar estos trabajos: Desde la Carrera a cursos de Diseño Gráfico, Diseño Web, WordPress, SEO, SEM, Marketing, Google Adds, Facebook Ads, Instagram…  El día a día gestionando redes sociales, el leer post y video tutoriales, libros de marketing y redes sociales, probar constantemente nuevas apps y aplicaciones… Realmente todo cuenta.

Dejémoslo allí, 2 horas y algo dedicadas que robé de mi tiempo libre, sin ningún tipo de beneficio ni satisfacción. Sólo frustración, lo más que molesta. 2 horas y media que me quité de mi tiempo libre, de seguir formándome, de ir al cine, de leer, escribir, tiempo para un paseo o simplemente de relax recargando mis baterías sin pensar en nada.

Así que a partir de ahora si decido quitar tiempo de mis aficiones, familia, amistades y a mí mismo lo haré por dinero. A sí suene de frívolo. Sólo mis relaciones personales, familiares o personas que admiro serán la justificación para no cobrar o ayuda que les pueda prestar. Ojo… Hay que ser bueno pero no tonto..!

Me ha costado mucho entenderlo porque solía negociar con el corazón pero el trabajo, es el trabajo y esto se paga.


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico nunca será publicada. Required fields are marked *

1 + catorce =

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
English French Russian Spanish